Codigo de Etica

INTRODUCCION
El derecho a la libre expresión, a publicitar, que estipula el Gobierno Federal de los Estados Unidos de América, sirve de piedra angular para la afirmación de derechos 
que aquí se hace.  La responsabilidad de una industria moderna, con una historia de logros y conscientes de sus obligaciones para consigo pero especialmente, hacia el país y sus habitantes, aporta el balance que enuncia una visión de altura hacia un tema harto complejo.

PREÁMBULO
Consciente de que la publicidad veraz, responsable, libre e independiente es  la mejor contribución que la industria publicitaria puede hacer a la economía  y al mercado libre, LA AGENCIA PUBLICITARIA VIRTUAL PUBLICALOHOY, INC, considera necesario formular un Código de Ética Publicitaria (el Código) que permita uniformar el criterio de sus anunciantes respecto al desarrollo y ejecución de las funciones que le son propias.

Punto central de este Código es el público consumidor, con quien sus suscriptores: anunciantes, agencias de publicidad y medios honestos, a manera de un compromiso formal, se compromete a actuar respetando en todo momento su dignidad, identidad e integridad.

Como tal, el Código aplicará a publicistas, anunciantes y medios honestos,  que practican su disciplina dentro de los más estrictos parámetros de profesionalismo, respetando la ética, la rectitud económica y el buen gusto. Tales objetivos justifican una normativa unitaria que exprese de manera común y uniforme los principios rectores de ética publicitaria, usando los recursos tecnologicos que proporciona la red cibernetica.

ALCANCE DEL CÓDIGO


El Código de Ética Publicitaria se basa en las normas del Código Internacional de Comercio de París, con las ampliaciones y modificaciones propuestas por los publicistas que integran PUBLICALO HOY para atemperarlo a nuestra realidad, y claro está, dentro del marco del derecho aplicable.

Establece normas de conducta ética que deberán ser respetadas por los miembros de esta institucion pero no excluye que se aplique a otras empresas o individuos relacionados con la publicidad, publicistas, o medios de comunicación social.  Como primer código de ética publicitaria que se adopta en New York donde esta la sede principal de PUBLICALO HOY a este nivel, este documento debe verse como un primer paso que atiende los aspectos más comunes y básicos de la conducta publicitaria. Como tal, debe entenderse como un documento abierto a ser enriquecido en  el futuro mediante el examen de los problemas, y que bajo él se atiendan con la aplicación de nuevos enfoques que puedan surgir.

Este Código atiende solamente los casos de publicidad comercial. No entra, por tanto, en la publicidad de tipo ideológico, como son los casos de la política y la religión. De tal forma, no proveerá un marco de referencia para evaluar anuncios de partidos políticos, candidatos a puestos políticos o mensajes de las iglesias. Los casos de partidos y candidatos políticos están bajo la jurisdicción de la Comisión Estatal de Elecciones, entre otras.

El Código tampoco aspira a suplantar acuerdos de autorreglamentación ya adoptados por diversas industrias, o entrar en contradicciones con los reglamentos de las diversas agencias del gobiernos de Estados Unidos  que rigen sobre productos y servicios específicos, muy en particular los reglamentos de Anuncios Engañosos y de Concursos del Departamento de Asuntos del Consumidor. Por el contrario, el Código está llamado a complementarlos y, en lo posible, hacer innecesaria la aplicación de la reglamentación gubernamental.

La parte de autodisciplina del Código será aplicada en el país por la Comisión para la Fiscalización de Acuerdos sobre la Publicidad de la Cámara de Comercio de USA que se denomina para efectos de este Código, Consejo de Prácticas de Marketing de la Cámara Internacional deComercio de París, cuando así proceda. En el caso de anunciantes de Estados Unidos que operan en New York, si una querella relativa al Código no pudiera ser resuelta en esta ciudad, porque requiere decisiones de las oficinas centrales de una compañía, la querella podrá referirse al National Advertising Division, Council of Better Business Bureau de New York o Washington. Se toma nota, sin embargo, de que el Código de Publicidad de los Better Business Bureau, sólo entiende en casos de veracidad en el mensaje, publicidad comparativa e incumplimiento de promesas al consumidor.

Considerando que, teniendo la publicidad como fundamento básico la libertad de expresión comercial, por una parte, y por la otra parte, el derecho del público de estar debidamente informado, se declara que: Ella debe enmarcarse dentro de la veracidad, la legalidad y el 
respeto a los valores sociales y culturales, y normas de buen gusto prevalecientes en la comunidad.   Cada anuncio o manisfestación publicitaria debe ser preparado con un debido sentido de responsabilidad social, por profesionales especializados que empleen información y documentación adecuada, y acorde con los principios de sana competencia, según las prácticas generales que se acostumbran en el campo de la actividad comercial.

Ningún anuncio o manifestación publicitaria debe presentarse en forma que menoscabe la confianza del público en la publicidad.

Cada anuncio o actividad publicitaria debe ser un instrumento de la competencia leal entre los diversos productos y servicios, que, a través de una adecuada información, permite su libre elección.

Como actividad orientada fundamentalmente al bien común, los anunciantes  y PUBLICALO HOY deberán ceñir su acción a la realidad económica, cultural, social y educacional que viva la comunidad en el momento en que se desarrolló la comunicación de los servicios ofrecidos.

DEFINICIONES

Para fines del Código:

Un ANUNCIO se define como una comunicación, por lo general pagada, dirigida al público o a un segmento del mismo, cuyo objetivo es informar a aquellos a quienes se dirige, por cualquier vehículo o canal, incluídos envases y etiquetas, con el propósito de influir en sus opiniones o conducta.

Un PRODUCTO es todo aquello que constituye el objeto de un anuncio y comprende productos, servicios, empresas y bienes muebles e inmuebles en general. Lo serán también las personas naturales o jurídicas, y nombres propios o seudónimos de personas naturales, en cuanto se promuevan para fines comerciales.

Un CONSUMIDOR es cualquier persona a la cual se pretende alcanzar por medio de un anuncio, ya sea como usuario final, como cliente o simplemente como individuo objeto de la comunicación.

Un ANUNCIANTE es toda persona natural o jurídica, que en forma directa, o  por medio de otra personal o jurídica, contrata espacios en cualquier medio de comunicación, con el fin de informar al consumidor sobre las ventajas y características de los productos y bienes que legal y lícitamente, manufactura, fabrica y/o comercializa o de los servicios que presta dentro de las limitaciones legales de cada país para la venta del producto o servicio publicitado.

Un MEDIO DE COMUNICACIÓN es el vehículo que se utiliza para difundir los mensajes publicitarios y que incluye prensa, radio, televisión, revistas, vallas, correo directo, afiches, empaques, etiquetas, folletos, material de punto de venta, así como cualquier medio, sea impreso, radioeléctrico, por computación, telefonía u otras tecnologías futuras, capaz de llevar un mensaje publicitario a un consumidor.

Una AGENCIA DE PUBLICIDAD de servicios completos (Full Service Agency) es una empresa de negocios y como tal, opera dentro de un marco de libre empresa. Deberá estar incorporada bajo las leyes del Estado de New York, o autorizada para hacer negocios en USA, si es una persona jurídica extranjera, como entidad cuyo fin primordial sea el de brindar servicios en el área de comunicación, principalmente en el área de publicidad.

GUÍAS A LA INTERPRETACIÓN: La sujeción de un anuncio al Código se evaluará en primer lugar, en términos de su probable impacto, tomando su contenido como un todo, respecto de aquellos que podrían escucharlo, verlo o verse afectados por el mismo. Esto incluye las palabras y números (hablados o escritos), presentaciones visuales, música y efectos de sonido.

El Código se aplicará tanto en su espíritu como en su letra.  Debido a las diferentes características de los distintos medios de comunicación (diarios, revistas, impresos, radio, televisión, publicidad exterior, películas, correspondencia directa, internet, etc.) un anuncio que es aceptable para un medio o un determinado grupo receptor no necesariamente lo es para otros.

ARTICULADO

ARTÍCULO 1.  SUJECIÓN A LA MORAL, BUENAS COSTUMBRES Y ORDEN JURÍDICO.

Toda publicidad deberá hacer un adecuado uso de los dos idiomas oficiales con decoro y buen gusto. Las expresiones publicitarias deberán respetar las normas legales existentes.

Toda publicidad deberá ser respetuosa de la persona humana y de su intimidad, de las instituciones, de los símbolos patrios y de las autoridades legítimamente electas, de tal suerte que no:
          *Ofendan la moral o buenas costumbres prevalecientes en la sociedad;

          *Ofendan en cualquier modo a las instituciones, cualquiera sea su género o composición;

          *Ofendan los símbolos patrios nacionales o extranjeros, o las  autoridades, o a las personas;

          *Estimulen las actividades ilícitas, el desacato a las autoridades o  leyes;

          *Estimulen la discriminación racial, social, política, religiosa o  basada en la nacionalidad, sexo o edad;

          *Estimulen la explotación inadecuada de animales.

Toda publicidad deberá ser cuidadosa del medio ambiente. 

En consecuencia, no podrá, directa o indirectamente estimular:

          *La contaminación de los recursos naturales, ni de las ciudades;

          La extinción de la fauna o la flora;

          La explotación inadecuada de los recursos naturales;

          La producción de ruidos en locales públicos o privados;

          La modificación de los paisajes;

          La obstaculización de la vista de monumentos o sitios de recreo;

          Atentados contra la propiedad pública o privada;

          El exceso de ruido que atente contra la salud y bienestar de las personas.

La publicidad en todo momento respetará la persona humana y su derecho/ deber, a hacer una elección responsable, su libertad interior; se vulneran todos estos bienes cuando se explotan las bajas inclinaciones de la persona o se disminuye su capacidad a reflexionar y decidir.

ARTÍCULO 2.

CONFIANZA DEL PÚBLICO

Los mensajes deberán evitar el abuso de la confianza del público consumidor,  y explotar su falta de conocimiento o experiencia.

ARTÍCULO 3.

VIOLENCIA

Los mensajes no deben inducir a realizar o apoyar actos ilegales ni de violencia en ninguna de sus manifestaciones, ni favorecerla, enaltecerla o estimularla.

ARTÍCULO 4.

VERACIDAD, PRESENTACIÓN E INTERPRETACIÓN

Los anuncios no deben contener ninguna declaración o presentación visual que directamente o por implicación, omisión, ambigüedad o pretensión exagerada  pueda conducir al consumidor a conclusiones erróneas, en especial con relación a:

          Características como: naturaleza, composición, método y fecha de fabricación, idoneidad para los fines que pretende cubrir, amplitud de  uso, cantidad, origen comercial o geográfico;

          El valor del producto y el precio total que efectivamente deberá  pagarse;

          Otras condiciones de compra como son el arrendamiento financiero  ("leasing") y venta a crédito;

          Entrega, cambio, devolución, reparación y mantenimiento;

          Condiciones de la garantía;

          Derechos de autor y derechos de propiedad industrial, como patentes, marcas registradas, diseños y modelos, nombres comerciales;

          Reconocimiento oficial o aprobación, entrega de medallas, premios y  diplomas.

Los anuncios no deben hacer mal uso de los resultados de investigaciones o citas de literatura técnica y científica. Las estadísticas no deben presentarse insinuando mayores alcances que los que realmente tienen, conforme a la documentación de respaldo pertinente. Los términos científicos no deben ser mal usados; no debe utilizarse un lenguaje científico o irrelevancias de manera que lo que se dice parezca tener una base científica que no tiene.

ARTÍCULO 5.

CERTIFICACIÓN

Los anuncios que se apoyen en argumentos médicos, de ingeniería u otras ciencias, deberán ser defendibles ante las instituciones u organismos legales

De surgir una querella, el anunciante y/o su agencia de publicidad deberá presentar la documentación de apoyo no más tarde de cinco (5) días laborables a partir de la fecha en que se les requiera tal documentación.

Las instituciones u organismos llamados a emitir las certificaciones y realizar los peritajes que fueren procedentes, deberán determinar si los mensajes referidos resultan suficientemente sustentados en un plazo no mayor de diez (10) días laborables a partir de la fecha en que reciban la documentación. Además de comunicar a las partes su determinación, darán a conocer públicamente su determinación.

ARTÍCULO 6.

GRATUIDAD

El uso de la palabra "gratis" o de una expresión de idéntico significado sólo será admisible en el mensaje cuando no hubiere realmente costo alguno para el público en relación con lo prometido gratuitamente.

En los casos que involucren pago de cualquier cuantía o gastos postales, de flete o entrega, e inclusive algún impuesto, es indispensable que el público sea claramente informado.

ARTÍCULO 7.

TESTIMONIALES, PERSONIFICACIONES Y DOBLAJES

Testimonios Personales. Los anuncios sólo incluirán testimonios o recomendaciones auténticas y relacionadas con las experiencias pasadas o presentes de quien presta la declaración. Cuando se utilice un(a) modelo o actor (actriz) para personificar al declarante, deberá especificarse en un "super" durante no menos de tres (3) segundos que "Un actor personifica a Fulano de Tal". Los testimonios utilizados deberán ser siempre comparables y vigentes.

La Personificación o Doblaje. La personificación o doblaje deberá ser expresamente autorizada para el caso específico por la persona personificada o doblada.

Simulación de Recomendaciones Profesionales. El uso de modelos, uniformes o vestidos caracterizantes de una profesión, no podrán inducir a engaño al público y serán siempre limitados por las leyes y reglamentos, si algunos, y por las normas de ética de la profesión, 
oficio u ocupación aludidas.  Las personificaciones de un profesional deberán especificarse mediante un "super" que lea "Simulación por un actor (actriz)" durante no menos de tres (3) segundos.

ARTÍCULO 8.

RESPETO, PRIVACIDAD Y CONSENTIMIENTO

En consideración a la dignidad e intimidad de la persona, los anuncios no deben mostrar o referirse a cualquiera, sea en calidad de privada o pública, a menos que, previamente, se haya obtenido expreso permiso y consentimiento, ni deben los anuncios, sin permiso previo, representar o referirse a la propiedad de cualquier persona en la forma que dé la impresión de una recomendación personal.

Las imágenes deberán ser respetuosas del concepto dejado por las personas fallecidas.

El uso de figuras públicas o la personificación de éstas, deberá siempre contar con la previa autorización por escrito de la figura aludida.

ARTÍCULO 9.

PUBLICIDAD COMPARATIVA

Los mensajes que contengan descripciones y/o argumentos comparativos que se relacionen con hechos o datos objetivos, deben ser comprobables, estando obligados los anunciantes o agencias de publicidad a demostrar sus asertos y presentar evidencia sin demora al organismo auto-disciplinario responsable de la aplicación del Código, cuando sean requeridos para ellos.

El anunciante puede difundir publicidad comparativa siempre que ella se apoye en antecedentes objetivos que puedan ser comparados fehacientemente y, además, que no conduzcan a confusión o error al público.

ARTÍCULO 10.

El anunciante será respetuoso para con los productos o servicios publicitados por un competidor. La denigración de un competidor constituye no sólo una falta de honor profesional del anunciante, sino que conduce también a un debilitamiento de la confianza que el público dispensa a la publicidad.

En tal sentido, los anuncios no deberán denigrar directamente ni implícitamente ninguna firma, producto o servicio, ya sea poniéndolo en ridículo, o menospreciándolo de cualquier forma.

ARTÍCULO 11.

Los anuncios no deberán hacer uso injustificado del nombre, o iniciales de cualquier firma, compañía, institución, o de la marca de un producto o servicio.

ARTÍCULO 12.

Los anuncios no deberán imitar la forma, texto, lema comercial, presentación visual, música, efectos de sonido, etc., de otros anuncios de manera que pudiesen ocasionar perjuicios a los intereses y derechos legítimos del propietario del material publicitario o confundir al público.

Los anuncios deberán ser claramente discernibles como tales, cualquiera que sea su forma y cualquiera que sea el medio usado. Cuando un anuncio aparece en un medio que contiene noticias y material editorial, debe ser presentado en forma que sea fácilmente reconocido como un anuncio.

El anuncio que se presente como reportaje, ARTÍCULO, nota, texto, leyenda, advertorial o cualquier otra forma que se difunda mediante pago, deberá ser claramente identificado en el borde superior mediante la palabra (anuncio) entre paréntesis, para que se distinga del material noticioso y no confunda al público.

ARTÍCULO 13.

SEGURIDAD Y PRÁCTICAS PELIGROSAS

Los anuncios serán respetuosos de las normas de seguridad, a menos que exista una razón justificable en el terreno educacional o social para exhibir prácticas peligrosas o de riesgo. Debe tenerse especial cuidado en los anuncios dirigidos a niños y jóvenes.

ARTÍCULO 14.

NIÑOS Y JÓVENES

En los mensajes dirigidos a los niños y jóvenes, se tendrán siempre en consideración los siguientes aspectos:
          *Respeto a la característica psicológica de la audiencia.

          *Respeto a la ingenuidad y credulidad de los niños, inexperiencias de los jóvenes y el sentimiento de lealtad de los integrantes de una familia.

Ningún anuncio debe inducir a los niños a creer que si compran o piden que se les compre cierto producto o servicio, serán o deberán sentirse inferiores a otros niños, o impopulares con ellos.

La utilización de menores se ceñirá a las disposiciones legales que reglamentan el trabajo remunerado en estas edades. Cuidará, además, que los menores representen y promuevan comportamientos o hábitos propios de esta edad, evitando toda distorción psicológica.

Los mensajes no podrán contener declaraciones o presentaciones visuales que pudieran sugerir a los niños comportamientos peligrosos para su integridad física o la de otras personas o niños, así como que puedan causarle daños mentales, o inducirlos a violar los cánones morales de sus familias y su comunidad.

Ningún anuncio para un producto o servicio debe sugerir a los niños que si no lo compran o alientan a otros a que lo hagan, estarán fallando en su deber o demostrando falta de lealtad.

Los anuncios dirigidos a los niños deben hacerse de tal manera que les sea fácil juzgar el verdadero tamaño de un producto (preferiblemente mostrándolo en relación con un objeto común) y debe tenerse cuidado de evitar cualquier confusión entre las características de artículos en la vida real y copias de juguetes de los mismos.

Al demostrar los resultados que pueden obtenerse mediante el uso de un producto o servicio, éstos no deben exagerar lo que puede obtener un niño de un crecimiento normal y corriente.

Los niños no deben ser vistos inclinándose peligrosamente hacia fuera en las ventanas de casas, edificios, vehículos, o puentes, o subiendo precipicios peligrosos. En anuncios donde los niños aparezcan en vehículos de motor, llevarán siempre el cinturón de seguridad abrochado. Si son infantes, estarán en el asiento protector.

Las medicinas, desinfectantes, antisépticos y sustancias caústicas, no deben mostrarse cerca del alcance de los niños sin supervisión estrecha de los padres, ni debe mostrarse en forma alguna a niños usando estos productos sin supervisión.

No debe mostrarse a los niños usando fósforos, estufas, quinqués, lámparas o velas, o cualquier artefacto que opere basándose en gas propano, butano, kerosene, parafina, petróleo, artefactos mecánicos o eléctricos, que pudieran producirle quemaduras, shock eléctrico, atrapar sus ropas o extremidades o causar cualquier otro daño.

No debe mostrarse a los niños manejando o andando en vehículos motorizados en general, maquinaria pesada, o en situaciones similares que contravengan las normas de seguridad personal y del tránsito.

ARTÍCULO 15.

CATEGORÍAS ESPECIALES

La publicidad de bebidas alcohólicas y de tabaco debe estar orientada exclusivamente a los adultos y se regirá por los códigos de autorregulación adoptados por dichas industrias.

ARTÍCULO 16.

RESPONSABILIDAD

PUBLICALO HOY es en primera instancia la responsable de la observancia de las reglas de conducta que establece el Código:

El anunciante tiene, sin embargo, la responsabilidad general sobre sus anuncios.

PUBLICALO HOY debe ejercer gran cuidado en la preparación del anuncio y debe operar en forma tal que permita al anunciante cumplir con su responsabilidad.

Cualquier persona que esté empleada por alguna de las categorías mencionadas, o tome parte en la planificación y/o creación de un anuncio, viene llamada - a cumplir con lo acordado - en función a su posición, para asegurar que se observen las reglas del Código, y debe actuar en concordancia.

La responsabilidad por la observación de las reglas del Código abarca al anuncio en su contenido y forma completa, incluyendo testimonios y declaraciones o presentaciones visuales que tengan su origen en otras fuentes. El hecho de que el contenido o forma se origine totalmente o en parte, en otras fuentes, no constituye una disculpa para no observar las reglas.

Todo anunciante, medio, participante, o agencia publicitaria que suscriba los principios recogidos en este Código, deberá abstenerse de publicar o difundir cualquier anuncio que haya sido objetado o sancionado por el organismo encargado de velar por el estricto cumplimiento del articulado de este Código.

ARTÍCULO 17.

La Comisión para la Fiscalización de Acuerdos sobre la Publicidad del Comité de bebidas Alcohólicas y Cervezas de la Cámara de Comercio de USA, es la entidad responsable de determinar las infracciones del Código de Ética en toda actividad publicitaria que se desarrolle en el país, en cuan medio de comunicación, sean articulados o no, y sin que para ello sea necesario que se haya formulado queja u objeción por parte de persona natural o jurídica. Ello se hará conforme al Reglamento que ha establecido para estos casos, el cuál se incorpora por referencia.

ARTÍCULO 18.

Este Código estará en vigor por un (1) año a partir de la fecha de adopción. Durante dicho término se evaluarán sus disposiciones de tal suerte que al finalizar dicho término pueda ser ratificado, enmendado o sustituido por los miembros de esta publicitaria, o por su Junta de Directores.

Clausula :

Los anunciantes están en el deber de ejecutar su publicidad con PUBLICALO HOY por un tiempo minimo de Seis (6) meses, a partir de la firma del contrato, pagadero por adelantado.

P.O. Box 140 97-09 Roosvelt Ave Corona, N.Y. 11368
es una División de Teleuniverso/usa Channel 29, Inc.
Página Generada en: 0.28 Segundos con actualización permanente Copyright 2015
Tel:(646)545-0682 Email